José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Agroindustriales de Jalisco piden política pública para enfrentar cambio climático

PATRICIA ROMO. EL ECONOMISTA.

Frente al grave problema de sequía que enfrenta Jalisco en alrededor de 70% de su territorio, empresarios agroalimentarios en la entidad demandaron a las autoridades de los tres niveles de gobierno implementar políticas públicas que consideren al cambio climático como un factor de riesgo que afecta al sector.

Guadalajara, Jal. Frente al grave problema de sequía que enfrenta Jalisco en alrededor de 70% de su territorio, empresarios agroalimentarios en la entidad demandaron a las autoridades de los tres niveles de gobierno implementar políticas públicas que consideren al cambio climático como un factor de riesgo que afecta al sector.

“Se habla más o menos de 70% del territorio del estado con niveles importantes de estrés hídrico. En el análisis de los factores de riesgo que hace la Conagua (Comisión Nacional del Agua), esta sequía la compara casi a la del 2012”, dijo a El Economista, el presidente del Consejo Agroalimentario de Jalisco (CAJ), Jacobo Cabrera Palos.

 

Destacó que Jalisco es la principal cuenca lechera en México, tiene la mayor producción de aves y es el principal productor de carne de cerdo del país, y recordó que en el 2012 el sector ganadero resultó el más afectado.

“Jalisco tiene una balanza muy equilibrada con 52% de producción animal y 48% agrícola, son de los estados más equilibrados (…) Y, en el caso específico del estado, donde el sector agropecuario es la principal fortaleza de Jalisco, pues (el cambio climático) sí representa un riesgo que hemos visto cómo escala año con año”, advirtió el presidente del CAJ.

“Pero año con año tenemos estos fenómenos y no hay una política donde adoptemos el cambio climático como un factor diferencial de la producción y entonces, si por condiciones del medio ambiente no puedo sacar mis productos al mercado, yo debería tener un apoyo para que no deje de producir”, puntualizó.

Cabrera Palos advirtió sobre el temor de que, en lugar de estimular al productor, México vaya a abrir sus mercados a la importación de cárnicos o de granos, “y eso desestabiliza la producción; o sea, tú dejas de ser productor de alto valor para ser un importador-comercializador”.

La semana pasada, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, citó el análisis de Conagua y afirmó que 68% del territorio de Jalisco enfrenta una sequía severa, por lo que el gobierno federal estaría próximo a declarar el estado de emergencia.

Al respecto, el presidente del CAJ indicó que, junto con la declaratoria, el gobierno federal debería implementar un plan de emergencia que contenga un esquema de estímulos para que el productor tenga un apalancamiento por los precios.

[email protected]