José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

Abortos, para hacer negocio: arzobispo

“¿Para qué quieren a un bebé  de ocho o nueve meses muerto?, para vender sus órganos, para hacer cosméticos, para tener células madre, para hacer negocio, para eso es”, afirmó

Hipólito Reyes Larios, arzobispo de Xalapa, denunció que hay grupos que no se conforman con promover la interrupción del embarazo a los cuatro meses, sino que quieren ir hasta los seis y nueve meses de gestación para hacer negocio con los neonatos. “¿Para qué quieren a un bebé de ocho o nueve meses muerto?, para vender sus órganos, para hacer cosméticos, para tener células madre, para hacer negocio, para eso es”, afirmó.

Durante su homilía dominical manifestó que la vida humana es muy atacada actualmente y que incluso hay leyes que permiten que una mujer embarazada hasta los tres meses pueda asesinar a su hijo y que ello es una actitud que no viene del Espíritu Santo, sino delEspíritu del Mal porque está dando muerte a un inocente.

Ante los feligreses que se congregaron en la Catedral de Xalapa, el arzobispo manifestó que para poder agradar a Dios es necesario vivir según el Espíritu de Dios y que quien vive en el desorden egoísta buscando nada más su propio bien y una vida completamente desordenada fuera de los mandamientos de Dios, no puede agradar a Dios.

Tenemos que estar muy atentos para respetar la vida, afortunadamente en el estado de Veracruz la Constitución defiende la vida humana desde la concepción desde el vientre materno hasta la vejez, hasta que Dios llamé a cada uno. Esa Constitución defiende la vida en todas las etapas: la niñez, la juventud, la adultez y la vejez; sin embargo, sabemos que hay otro ambiente que todos conocemos ya por muchos años y que es de muchas muertes, de asesinatos, de ajustes de cuentas, de destrozo de cadáveres, de jóvenes desaparecidos y todo ello viene del espíritu del mal”
arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios

El prelado recordó que uno de los mandamientos de Dios ordena no matar, pero que ahora ello se quiere justificar y lo peor de ello es que son ideas que llegan impuestas de afuera del país, de organizaciones como las Naciones Unidas y otras que manifiestan querer controlar a las poblaciones para que éstas no crezcan.

En cuanto a la ideología de género, Hipólito Reyes afirmó que ésta expresa que si un niño o joven nació niño, por ejemplo, puede elegir ser niña o gay o bisexual o identificarse con otra de estas clasificaciones.

Recordó que el lunes pasado se anunció que en las escuelas de la Ciudad de México los niños podrían asistir a los centros educativos con falda para el próximo ciclo escolar y ello es producto de la ideología de género.

Un niño no está como para elegir todavía su orientación sexual, el niño está para que lo cuiden y los primeros que lo tienen que cuidar son sus papás, los papás son los principales educadores de los hijos, la escuela y la iglesia les ayudan, pero los principales educadores de los hijos son los padres que esperamos que defiendan a sus niños y a sus niñas

Expresó que la ideología de género no procede del Espíritu Santo, sino que es una imposición a los gobiernos “a veces no tan significativos, pero ruidosos y bien pagados, bien organizados y bien respaldados por mucho dinero; si nosotros queremos agradar a Dios debemos vivir según el Espíritu de Dios y no el espíritu del mal, a eso estamos invitados”.