José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

A sus 92 años, doctor jubilado atiende a niños necesitados de manera gratuita

En Brasil, existe un personaje muy querido y admirado por gran parte de la comunidad, es un médico de 92 años, su nombre es Ivan Fontoura, el cual está casado con Eva, enfermera y él tiene el título de Médico Pediatra.

Él y su esposa sin ningún problema podrían estar disfrutando de su jubilación en su hogar y los logros recibidos a lo largo de sus vidas, pero muy por el contrario, ellos han decidido seguir luchando por su vocación de servicio y ayudar ambos en sus profesiones con servicios gratuitos en una comunidad muy humilde.

Prestan sus servicios desde hace 30 años en Praia de Leste, que es un centro de salud que queda en Pontal do Parana, y hasta el momento no tienen idea de cuando dejarán de prestar sus servicios.

Ivan estudió y se recibió en la Sorbona de Francia, para en el año 1951 entrar en la Universidad Federal de Parana donde obtuvo la maestría en la Universidad de California para culminar con su doctorado en la Sorbona.

“Yo gané dinero para vivir, siempre conectado a los niños mas necesitados socialmente. Tenía la necesidad de ayudar aquí”

Este es el pensamiento del Ivan, el cual siempre estuvo conectado a su vocación, y el dinero para él solo tuvo la función de cubrir sus necesidades de vida, y lo demás para seguir con su dedicación solidaria.

Ivan se jubiló en el año 2005, pero a pesar de ello siguió atendiendo a los niños mas necesitados.

“Quise ser médico desde hace 90 años, después de recibir la visita de un cirujano. Lo vi, lo observé y me decidió con esa magia a decidir mi profesión. Fue la medicina un trabajo muy duro, pero también es fuente de grandes alegrías, y esta última es la mejor paga”

“La medicina te hace aprender, vivir momentos muy tristes y dramáticos y guardarlos para siempre”

Con información de Positivo Mundo