José Sarmiento Bravo, Director General in Memoriam

A Michoacán lo están olvidando: guías en zona de mariposa Monarca

NOTIMEX.

A Michoacán lo están olvidando: guías en zona de mariposa Monarca | La Crónica de Hoy

Guías ecológicos que llevan al turismo a la Sierra de Chincua, donde hiberna la mariposa Monarca, piden mayor seguridad, el mejoramiento de su santuario y la presencia del presidente Andrés Manuel López Obrador “para que vea cómo le hacen falta apoyos a Michoacán”.

“Que visite Michoacán, que vea cómo está Michoacán, cómo le hace falta apoyos a Michoacán. Que no distinga entre el apoyo que le da al Estado de México, al que le llega a Michoacán, es muy poco, realmente es muy poco… A Michoacán lo están olvidando”, expresa Carlos Carrillo Téllez, guía de turistas.

El hombre con 15 años de experiencia en esta actividad, añade que se requieren más fuentes de empleo para frenar el avance de la delincuencia. “Para que así la gente no se vuelva, como le diré… No sean delincuentes, que tengamos algo por qué luchar, pues”, puntualiza.

La situación de los guías de esta región se volvió preocupante luego de que su compañero Raúl Hernández Romero fue asesinado y su cuerpo localizado días después de su desaparición en un paraje del poblado El Llano del Conejo, entre los municipios de Ocampo y Angangueo, algo similar a lo que le ocurrió al ambientalista Homero Gómez González, cuyo cadáver apareció en una olla agrícola ubicada en la comunidad de El Soldado Desconocido, del municipio de Ocampo.

Tras la muerte de su compañero, los guías aseguran no sentirse en riesgo, sin embargo, tanto Javier Ambrosio González, como Carrillo Téllez piden más presencia de la Guardia Nacional en la zona. “Un poco más de publicidad y que le den señalamientos, que le den publicidad a nuestro santuario.Respecto a nosotros, poquito más de seguridad”.

Explica que los rondines de los elementos de la Guardia Nacional son muy escasos y pedirían mayor presencia. “Se dan una vuelta por lo regular cada dos meses, no es muy exacta la fecha en la que vienen, pero no vienen seguido, sí necesitaríamos un poquito más que se vinieran, que pusieran alguna base donde ellos estén”.

Interiormente estaba la Gendarmería, ellos estaban aquí de planta se puede decir, pero se fueron”.

Raúl Díaz Leyva, vigilante de lo que era un centro de investigación dirigido por académicos de la Universidad Michoacana y de la Universidad Nacional Autónoma de México, explicó que esas instalaciones las ocuparon durante dos años elementos de la Gendarmería Nacional.

“Incluso aquí estuvo la Gendarmería, estuvo dos años en una misión ambiental, pues ya las casas se rentaban para este tiempo del turismo para que se quedaran como cabañas. Ya no (se rentan), porque ahora sí, la Gendarmería en lugar de cuidar las casas que estaban en buenas condiciones, alfombrado y todo, camas, pues todo destrozaron”, señala.

Al revisar las instalaciones se constata lo que plantea Díaz Leyva, ahora son usadas por los animales de pastoreo que van a arrancar las hierbas a ese lugar, mientras las casas de madera se deterioran poco a poco.

Esta zona de la Reserva de la Biósfera de la Mariposa Monarca es más boscosa, y también más solitaria, mientras que la sección del ejido El Rosario, que dirigía el ambientalista Gómez González, tiene más movimiento turístico, esta sección se encuentra desprotegida, tanto en atención de servicios como de vigilancia.

Los guías de turistas están expuestos a los cambios climáticos, se apostan a los lados de la carretera, con el peligro que ello conlleva, para invitar a los automovilistas a pasar a la reserva y obtener algún recurso para sostener a su familia.

Las condiciones en que laboran son precarias y llevan décadas haciéndolo de esa manera, la belleza del lugar es incomparable, pero la población de Angangueo requiere infraestructura turística y vigilancia de la Guardia Nacional.