ParandOreja.com
febrero 1, 2018

Anuncian hallazgo de nuevos arrecifes en el Golfo de México

Se trata de arrecifes bordeantes y sumergidos que por su conectividad, son fundamentales para conservar la biodiversidad del Corredor Arrecifal del Suroeste del Golfo de México.

BOLETÍN DE PRENSA CEMDA.

Carecen de protección legal frente a la extracción de petróleo y los proyectos de desarrollo.

Investigadores de la Universidad Veracruzana (UV) y el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, A.C. (CEMDA), dieron a conocer 23 nuevos arrecifes en las costa central de Veracruz, hallazgo que corrobora la existencia del Corredor Arrecifal en el Suroeste del Golfo de México (CASGM), así como la ausencia de investigación y protección legal por parte del Estado mexicano. En este sentido, investigadores y el CEMDA demandaron mayores acciones por parte del gobierno federal – particularmente de la Comisión Nacional para la Biodiversidad (Conabio) y de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp)- frente a las amenazas que representan la actividad pesquera no regulada, la exploración y extracción petrolera y la implementación de proyectos de desarrollo.
En el Informe titulado “El Corredor Arrecifal del Suroeste del Golfo de México. Retos y oportunidades para su protección”, el cual fue elaborado y coordinado por el doctor Leonardo Ortiz, de la UV y el CEMDA, se señala que los arrecifes explorados se caracterizan como bordeantes y sumergidos, y están ubicados tanto dentro como en las regiones aledañas al Sistema Arrecifal Veracruzano (SAV), frente a la costa de los municipios de Úrsulo Galván, Actopan, La Antigua, Veracruz, Boca del Río y Alvarado, denominándose Arrecifes Intermedios Centrales (AIC).
Los arrecifes coralinos sumergidos pueden ir desde pocos metros hasta más de cien metros de profundidad. Se encuentran sobre las plataformas continentales de las regiones tropicales del mundo. No son visibles en fotografías aéreas ni en imágenes de satélite y tampoco son perceptibles al navegar por la superficie marina dado que no presentan zonas de rompimiento de oleaje. No obstante, su valor ambiental es invaluable debido a los servicios ecosistémicos que proveen, como son incrementar sustancialmente la disponibilidad de hábitats adecuados para el crecimiento coralino, poder contribuir significativamente a la producción de larvas de coral y ser potencial refugio para especies afectadas por el calentamiento oceánico.
El descubrimiento de estos arrecifes se logró a través de reportes de sitios de pesca de usuarios de las localidades de Villa Rica, Chachalacas, Veracruz, Boca del Río, Antón Lizardo y Salinas; imágenes satelitales, literatura, cartografía y documentos oficiales. De esta forma, fue posible generar el listado y cartografía de 3 arrecifes bordeantes y 20 sumergidos. Los tres de tipo bordeante y tres sumergidos se ubican fuera del polígono del Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano (PNSAV). Solamente cinco de los arrecifes sumergidos están reconocidos oficialmente.
Desafortunadamente, los arrecifes de coral son altamente vulnerables y se encuentran amenazados globalmente a causa del calentamiento global y otros factores de naturaleza antropogénica. En el caso del Golfo de México -el cual se caracteriza por tener una gran riqueza de recursos naturales costeros y marinos que se traducen en su importancia ecológica, económica y comercial-, además del cambio climático, los factores de presión que amenazan a los arrecifes provienen de la contaminación (por petróleo, coliformes fecales y materia orgánica), el daño físico a las estructuras arrecifales (sedimentación, ruptura y fragmentación); los impactos directos de la pesca (principalmente la que es ilegal y la que utiliza artes inadecuadas), así como el desarrollo portuario, como ha sucedido con el proyecto de ampliación del Puerto de Veracruz.
En lo que se refiere a la industria de hidrocarburos, el estado de Veracruz ha ocupado el tercer lugar en producción de petróleo crudo y primer lugar en producción petroquímica básica con 80% de la producción nacional. Actualmente, es la entidad federativa con el mayor número de campos (195) de reservas remanentes. Posterior al 2013, la versión más reciente del Plan Quinquenal de la Secretaría de Energía plantea 67 bloques, traslapándose la mayoría en el área del CASGM y algunas de las Regiones Marinas Prioritarias (RMP) identificadas por Conabio.[1]
Sólo una pequeña porción del CASGM posee algún grado de protección jurídica, ésta se limita a las poligonales del Área de Protección de Flora y Fauna Lobos-Tuxpan (SALT) y del Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano (PNSAV), así como algunos arrecifes contenidos en el decreto por el que se establece la zona de salvaguarda denominada Arrecifes de Coral del Golfo de México y Caribe Mexicano, publicado el 7 de diciembre de 2016 por la Secretaría de Energía (Sener). Lo anterior significa que tanto la porción media entre el SALT y el PNSAV, así como todo el sur del CASGM se encuentran sin protección legal alguna, aunque desde 2009 la Conanp trabaja para el establecimiento de llamada Reserva de la Biósfera Sistema Arrecifal de Los Tuxtlas.
Por todo lo anterior, en el Informe se demanda de forma urgente al gobierno federal, a través de sus distintas dependencias, particularmente Conabio y Conanp, retomar el impulso de la investigación en esta área del Golfo de México y trabajar en la creación de nuevas áreas naturales protegidas y corredores biológicos, de tal suerte que se limite la exploración y explotación de hidrocarburos en el área correspondiente y se salvaguarden la integridad y conectividad del Corredor Arrecifal del Suroeste del Golfo de México.
Específicamente, se requiere fortalecer las políticas públicas destinadas a la protección y conservación de los arrecifes del CASGM, así como actualizar las bases de datos y redefinir las áreas prioritarias de conservación de la Conabio para incluir la presencia de arrecifes sumergidos. Asimismo, se requiere mayor inversión por parte del Estado mexicano en la implementación de los instrumentos de planeación como la Estrategia Nacional de Biodiversidad, particularmente en la constitución de la política nacional de manejo integral de humedales y la estrategia nacional para la atención de arrecifes. De igual forma, es urgente decretar al Sistema Arrecifal de Los Tuxtlas como ANP y expedir su programa de manejo.

[1] Pueblo Viejo-Tamiahua (17), Laguna Verde-Antón Lizardo (15) y Delta del río Coatzacoalcos (13). Sin embargo, también se realizarán actividades en las regiones de Los Tuxtlas (5), Tecolutla (8) y el Sistema Lagunar de Alvarado.

RELACIONADO

COMENTARIOS

Deja un comentario

Diario Parando Oreja, Periodismo Crítico y Tribuna de la Zona Centro-Norte de Veracruz
Av. López Mateos No. 39, Col. Ejidal, Martínez de la Torre, Ver.
[email protected]
Tel. 01 (232) 324 41 17